IMG_2504

Este es Luc, y es mi primo. La semana pasada tuve la gran suerte de ir a dar un paseo por los alrededores de Peralta con él. Se mueve por el campo como un jabato, arriba, abajo, ahora corro, ahora descanso y todo con una sonrisa, como si no le costara esfuerzo.

Resulta que Luc está acudiendo a una Ludoteca de verano, la “Ludoteca deportiva”, y como su nombre indica, no paran. Hace un par de semanas, realizaron una actividad que me llamó la atención. Subieron al monte, limpiaron y marcaron una de las sendas que recorre el pinar próximo al pueblo.

Es de agradecer que los organizadores de esta ludoteca inculquen en los más pequeños no solo el valor del deporte, sino que además les enseñen a respetar y cuidar la naturaleza.

Imagino que te estarás preguntando por qué te cuento todo esto, así que voy al grano. Esa noche decidí hacer mi primera carrera nocturna por la “Senda De Luc”.

Os pongo en antecedentes. Peralta (Navarra), tierra de la Ribera en plena ola de calor. Me preparo la mochila, el frontal y me lanzo a las 23:00 a disfrutar de una carrera nocturna.

IMG_2542

Salgo del pueblo y bordeo la ribera del Arga. Me siento bien, y aunque un millón de mosquitos se enamoran de la luz de mi frontal, consigo llegar hasta Vallacuera. Abandono el camino y me  adentro en lo salvaje.

No sé si habeis estado alguna vez de noche solos en la naturaleza, impresiona. Al principio, el encontrarme con algún animal me pone intranquilo. Pronto me doy cuenta que hago más ruido que una locomotora estropeada y que todo ser vivo a 10 km habrá salido por patas.

Por fin llego a la cima, un minuto para recobrar el aliento (estoy muy por encima de mi 85% de la FC máx) y disfrutar del silencio y la oscuridad que me envuelven. Recuperado comienza lo divertido, el descenso.

Regulo la luz del frontal y aumento el ritmo. las sensaciones son buenas y me emociono (tanto que me desoriento y me salto un desvío teniendo que volver atrás). Encaro el último tramo del descenso, técnico y rápido. No toco el suelo, aunque patino un par de veces. Me desvanezco entre las casas del pueblo hasta llegar al final de la ruta.

40 minutos, 6,2 km y una sonrisa que no me entra en la cara.

Captura de pantalla 2015-08-06 a las 19.30.18 Captura de pantalla 2015-08-06 a las 19.30.41

Tenéis toda la ruta en Movescount, si quieres descargarla buscarme como “elmiki”.

Anuncios