Después de unos días de vacaciones (bendito descanso). Toca ponerse de nuevo en marcha. 

Confieso que cuando hice mi maleta, prioricé el llevarme las zapatillas y toda la equipación para escaparme a correr. 

Incluso (iluso de mi) planifiqué varias rutas por el entorno del Cabo de Creus. 

La realidad ha sido que he corrido poco y que mi fondo de armario no ha sido demasiado grande este verano, tenía que haber dejado en casa las zapatillas y haberme llevado más ropa de vestir. 

Lo que si que me ha cundido, ha sido la lectura. Aproveché para ojear todos esos artículos que durante el año no tengo tiempo a leer. 

Fisiología, biomecánica, y como no estudios sobre el material que uso a diario. 

Os traigo un resumen de un artículo de J.L.Chicarro sobre la efectividad de las medias de compresión en maratonianos. 

  
Hace unos tres años comencé a sufrir unos dolores terribles en la planta del pie. El dolor irradiaba hacia el soleo y el gemelo. Ya os podéis imaginar que probé de todo (hasta que me diagnosticaron fascitis plantar), y una de las últimas opciones fueron las medias de compresión. 

Desde un punto de vista de usuario, os diré que no noté gran diferencia y poco a poco dejé de usarlas. 

Dicho esto, os cuento lo que opinan los profesionales de este elemento que tan de moda está. 

En esta sinopsis, el autor explica como durante la carrera, se dan una serie de fenómenos que causan un aumento en sustancias que favorecen la coagulación de la sangre. Estos fenómenos se encontrarían compensados en personas sanas, no siendo alarmantes. Destaca el autor que ciertos factores internos (la deshidratación) o externos (por ejemplo el haber viajado hasta Nueva York para correr la maratón) pueden descompensarnos y causar una trombosis venosa profunda. 

Ahora no te asustes, esto es difícil que pase y factores como la deshidratación ya sabes que puedes tenerlos bajo control. 

Así que ¿son realmente necesarias las medias?  

Estamos de acuerdo que las medias estéticamente molan. Pero hay varios estudios que nos hacen dudar de su eficacia en personas sanas. Zaleski et col. ha publicado recientemente un estudio sobre los efectos de las medias de compresión en corredores de maratón. 

Aunque el estudio no se sustenta en una base de hallazgos experimentales (si que se tomaron muestras de sangre de los grupos de control antes y después de la carrera), parece ser que los individuos con medias tenían una menor tendencia a la coagulación. 

Ya sabes, si eres propenso a padecer trombosis, las medias pueden ser un gran aliado, pero si eres una persona sana, apenas notarás su efecto. 

Ojalá hubiera leído antes el artículo, habría dejado las medias en casa y hubiera tenido un poco mas de espacio en mi maleta. 

Anuncios